Que es SEO

Qué es SEO (Search Engine Optmization)

El SEO, es una de las prácticas obligadas para poder tener una visibilidad óptima en los diferentes servidores de búsqueda como por ejemplo Google, Bing o Yahoo. De no hacer este tipo de práctica, dificultas con mucha notoriedad tu presencia en la red y esto se define como pérdidas en todos los sentidos.

Que es seo

Antiguamente no era necesario practicar SEO en toda su totalidad; no existía la gran competencia existente que podemos observar en la red y no eran dificultoso tener una visibilidad óptima y rentable.

Unos años después, sobre todo en la época de crisis, la creación de proyectos online han aumentado de manera desorbitada, creando una competencia extremadamente alta y esto se deduce a que nos tenemos que diferenciar del resto para tener una mayor rentabilidad en lo que se refiere a visitas hacia nuestra página.

Qué es SEO

Aunque te explique los beneficios que se obtiene con la práctica del SEO, nunca lo vas a entender si no te lo explico. Las siglas de SEO (Search Engine Optimization) es la práctica que mejora el posicionamiento web.

El SEO, a diferencia del SEM, no nos garantiza visibilidad a corto plazo, pero si a largo plazo e incluso se estima que puede ser mucho más poderoso que el SEM a la larga. Voy a darte los motivos:

  • El SEO es un proceso natural
  • Posicionas mejor porque tu página aumenta su potencia
  • Tendrás más repercusión en la red porque saldrás en la mayoría de las búsquedas
  • Es gratis ( si no contratas a nadie).
  • Etc, etc.

Aunque el SEM tenga unas conversiones mucho más rápidas que el SEO, no implica que sea mejor, ya que si nos queremos ahorrar dinero no sería una buena opción.

Eso si, si quieres un posicionamiento natural, deberás esperar al menos unos meses para empezar a notar la repercusión de tu página en la red.

¿Cómo posicionar nuestra página en la red?

En realidad no hay nada escrito, ya que cada cierto tiempo las técnicas se tienen que ir modificando por los algoritmos de los servidores de búsqueda que van cambiando cada cierto tiempo.

Pero si podemos deducir unos parámetros establecidos para comenzar a gestionar estas funciones. Te los voy a ir explicando a continuación.

Busca una palabra clave a posicionar

Esto es uno de los factores más importantes de entrada. Si no tenemos en consideración este punto, simplemente no vamos a posicionar y no obtendremos los resultados que deseamos. Para ello, es sumamente importante, tener claro que palabras clave queremos posicionar para que así se vea reflejado en los motores de búsqueda.

Para poner un ejemplo básico, si tenemos un blog de animales y queremos posicionar la palabra clave “Bulldog”, es muy importante insertar esta palabra en diferentes fases del artículo escrito sin sobreoptimizar. Es decir, ponerlo varias veces (se aconseja también poner sinónimos), un mínimo de 4 a 6 veces dependiendo de la cantidad de palabras existentes en el post.

Herramientas que nos ayudará a buscar palabras claves competentes

Buscar una palabra clave que deseamos posicionar no siempre es posible. Tenemos que tener en cuenta, que si existe una competencia alta y  la fuerza de tu página aún no es laa decuada, quizás sería conveniente buscar variables parecidas para posicionar y obtener la rentabilidad deseada. Para ello, te presentaré dos herramientas muy útiles:

Google Adwords

Google AdwordsEn el artículo anterior, ya os mencioné esta herramienta de Google para la práctica del SEM. Pero también es una buena idea para el SEO, ya que gracias a su buscador, nos permite encontrar
palabras clave de todo tipo de competencia, y nos puede resultar útil para nuestros intereses.

 

SEMrush

semrush
semrush

Esta es una de las herramientas más poderosas que existen actualmente, incluso ya se estima que tiene más efectividad que Google Adwords. Eso si, en esta ocasión es de pago (aunque tienes algunas caracterísiticas gratis), pero te puedes asegurar una rentabilidad absoluta.

Necesitas enlaces externos

Esto es uno de los puntos más cruciales e importantes para la práctica del SEO. Si no recibes enlaces externos, tendrás poca efectividad.

Es importante recibir enlaces de páginas cuanto más potentes mejor y de manera natural ( a ser posible, pero vigila si no es así, puedes tener una penalización), ya que te hará un empuje muy fuerte en tu bitácora.

Otra cosa importante que hay que destacar, es que no tenemos que conseguir enlaces de cualquier sitio. Es decir, que sean enlaces potentes pero de tu sector. Si te enlaza una página potente de coches y tu temática es de perros, te perjudicará en vez de beneficiarte.

Esto es un punto a tener en cuenta, porque muchas empresas SEO lo gestionan de manera no muy práctica y empeora la situación.

Hay que tener claro, que tanto Google, como los demás motores de búsqueda, quieren naturalidad al 100 %, ya que si se cercioran que haces prácticas inadecuadas, puedes tener una penalización severa.

marca-personal

Utilizando la marca personal en tu dominio web

marca-personal

El branding personal está cada día más en boca de todos. Los empleadores buscan información sobre los posibles candidatos en la red y esperan que sean personas activas y con experiencia demostrable. Los profesionales autónomos y trabajadores de diversos sectores están cada vez más preocupados por trabajar su marca personal.

La marca personal generalmente suele ser nuestro nombre y se construye a lo largo de una vida. Quiénes somos, qué hemos hecho, qué hemos estudiado y cuáles son nuestros objetivos. La mayoría llevaremos nuestra marca personal al dominio web. En este artículo quiero hablarte sobre la importancia de usar la marca en el dominio.

La marca en el dominio web: una tendencia cada vez más popular

Una de las primeras que hará una persona que haya comenzado una estrategia de personal branding es comprar un dominio web con su nombre y apellidos. Al comprar dominio, está asegurando que nadie le arrebatará su nombre para robarle protagonismo o escribir información errónea sobre él.

Además de esto, se consigue que, cuando una persona escribe nuestro nombre en Google, aparezcamos de los primeros, si no el primer resultado. Por supuesto, después de haber llenado la página de contenido y que haya pasado un cierto periodo de tiempo. De todos modos, mientras construyes la página, lo mejor es comprar el dominio asociado a tu marca antes de que nadie se te adelante.

En cuanto al nombre, tú eliges por cuál eres más conocido. Es importante que introduzcas al menos un apellido, normalmente el primero, aunque hay quien prefiere el segundo. Todo depende de cómo te conozcan más las personas o cómo te suene a ti mejor. Una página personal con tu nombre como dominio web te resultará muy útil para mostrar tus trabajos y ser tú quien decida qué es lo que los demás ven de ti.

Hay quien al comprar un dominio web prefiere poner cualquier otro nombre antes que el suyo. Tampoco es nada malo si tenemos un proyecto concreto. Nos interesan más las palabras clave que el branding. Es lógico si te diriges hacia un público muy concreto. Pero nunca habrá una ausencia de marca personal. Simplemente, aún no te has animado a utilizar tu nombre como marca porque no eres tan conocido.

En cualquiera de los casos, siempre es recomendable que al iniciar un proyecto en Internet te preguntes claramente: ¿hacia quién me dirijo? ¿me interesa más reforzar mi marca personal, proyectarme yo mismo como experto en un tema, o es preferible enfocarme en el producto o servicio que ofrezco? Depende de lo que vayas a hacer, tu respuesta irá en un sentido y en otro.

De todos modos, insisto: en cuanto puedas, compra el dominio de tu nombre.

Comprar dominios

Comprar dominios para mi proyecto online, ¿Cuántos?

Comprar dominios

Al principio mucha gente que quiere montar su página web se limita a pagar por su alojamiento web y utilizar el dominio web gratuito que le incluyen en el plan. Esto es lo más lógico, y a menos que tengamos un proyecto online muy elaborado, o queramos dedicarnos a vender dominios web, no tiene sentido comprar dominios sin ton ni son.

Es bueno tener las ideas claras antes de adquirir un dominio, porque aunque suelen ser baratos, si vamos comprando uno detrás de otro sin pensar nos podemos encontrar una factura muy elevada en algún momento del año, justo cuando menos lo esperábamos. En este artículo te enseñamos un orden de prioridades que puedes seguir a la hora de lanzar tu proyecto.

Cuántos dominios debemos comprar

Responder a esta pregunta es poco menos que imposible sin conocer antes de qué tipo de proyecto hablamos. Se pueden adquirir tantos como uno quiera o necesite, pero lo mejor es hacerlo de manera sensata, priorizando estos dos aspectos. Así que, si queremos comprar dominios de manera racional, hemos de tener en cuenta algunos criterios para elegir bien el trabajo.

• Comprar primero un dominio principal. Es el que vamos a utilizar con nuestra página web más importante, probablemente la tienda online. A partir de ese, se pueden crear subdominios para el blog, o bien colocarlo en un directorio. Se recomienda utilizar las terminaciones .com .es o .net y huir de otras más desconocidas.

• Comprar los nombres parecidos. Sucede a veces que al encontrar un nicho de negocio nos limitamos a comprar el nombre principal con una terminación .com, o .es, y nos olvidamos de comprar la otra. ¿Qué pasa? Que alguien descubre que nos está yendo bien y decide hacernos la competencia, comprando un dominio que se puede confundir. Por eso es mejor comprar ambos, a menos que el hosting nos lo incluya ya en el plan.

Esto es lo más básico y lo que toda empresa debería hacer al principio. A partir de ahí, el proyecto puede ir creciendo y quizás sean necesarios más dominios. Si lo tenemos claro de entrada, por supuesto se pueden comprar varios dominios de golpe para que nadie se nos adelante, especialmente si hemos encontrado un micro-nicho de negocio que pensamos explotar en los próximos meses.

También es recomendable conseguir un dominio propio para el blog, ya que de esta manera se asegura su independencia de la web más comercial y construimos una marca propia para el blog. Después, se pueden adquirir también otros nuevos que incluyan 3 o 4 keywords para crear landing pages destinadas a posicionar mejor y comercializar algún producto estrella, pero ya todo dependerá de la estrategia de tu proyecto online.

¿Cuántos dominios comprarías tú de entrada? ¿Qué criterios consideras más importantes?